Refinanciación de deudas e hipotecas

La refinanciación de deudas consiste en renegociar todas las deudas de una empresa o particular para aligerar lo que paga mes a mes. Las operaciones de refinanciación de deudas se dan cuando alguien no es capaz de pagar todas las cuotas mensuales que debe satisfacer. En estos casos la única forma de poder hacer frente a todas las deudas que tiene es refinanciarlas.

¿Cómo se hace la refinanciación de deudas?

En la refinanciación de deudas se cancelan todas las deudas existentes como hipotecas, y créditos de distinta índole (la cancelación de préstamos suele conllevar ciertas comisiones) para, posteriormente contratar nuevos préstamos que mejoren las condiciones de los anteriores. Normalmente se busca pagar una cuota mensual menor en el préstamo aunque se alargue el tiempo de devolución. Es decir, se elige pagar menos mes a mes pero durante más tiempo.

Refinanciación de hipotecas

Uno de los casos más comunes de refinanciación de deudas es el de las familias que, asfixiadas por las deudas, encuentran serias dificultades para pagar la hipoteca. Aquí se hace necesario negociar una refinanciación de la hipoteca con el banco para evitar el desahucio. De las opciones de refinanciación de hipotecas más a tener en cuenta está la reagrupación de deudas, dónde todas las deudas de la familia se agrupan bajo un único préstamo de mayor duración pero con una cuota mensual inferior a la suma de las cuotas mensuales de las deudas por separado.
Si estás pensando en refinanciar tus deudas, puedes consultar con nosotros y te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso.