¿Qué es renting y leasing? Descubre las diferencias

Parece que la compra de bienes como vehículos o inmuebles está de capa caída y en su lugar aparecen con suerte formas de alquiler como el renting y el leasing. ¿Qué es renting y leasing? Ambas permiten disfrutar de bienes sin tener que comprarlos pero, aunque a menudo se usan como sinónimos, existen importantes diferencias entre ellos.

Renting o leasing son buenas opciones cuando no te tiene dinero para comprar un bien o se va a disfrutar de ese bien por un tiempo limitado.

Qué es el renting

El renting es un contrato de alquiler de bienes muebles (pisos, vehículos…) para particulares y empresas. Los contratos de renting suelen durar más de un año y en ellos se pacta una cuota mensual (o de otra periodicidad) por el disfrute del bien. Un buen ejemplo de renting sería el alquiler de una oficina, por ejemplo. Una empresa alquila una oficina por un periodo determinado y cuando el contrato expira puede renovarlo o marcharse a otra oficina.

Qué es el leasing

El leasing se conoce también como contrato de arrendamiento financiero. Al igual que en el renting, el leasing permite disfrutar de bienes muebles pagando una cuota periódica. La principal diferencia es que con el leasing se contempla la posibilidad de que la persona compre el bien. En definitiva, es un alquiler con opción a compra.  Cuando expira el contrato de leasing se tienen tres opciones:

  • Renovar el contrato
  • Comprar el bien
  • No renovar el contrato ni comprar el bien

En el caso de que se decida comprar el bien se descontará del precio lo que ya se haya pagado. Por ejemplo, si tengo un contrato de leasing para un piso que vale 1800.000 euros y en lo que he estado viviendo allí ya he pagado 20.000 euros de alquiler, podré comprar el piso por 160.000 euros.

Diferencias entre el renting y el leasing

Como ya hemos dicho, la principal diferencia entre el renting y el leasing es que en el leasing hay posibilidad de comprar el bien, algo que nunca aparece en el caso del renting.

Otra diferencia  importante son las responsabilidades derivadas de cada tipo de contrato.  En el leasing el arrendador transmite al cliente todos los derechos y obligaciones de la propiedad. En un coche, por ejemplo, el cliente sería el encargado de pagar el seguro y las posibles averías.

Esperamos haber aclarado las diferencias entre renting y leasing. Comparte y comenta.

Haz un comentario

LEAVE YOUR REPLY

Reset all fields