Comprar un piso en tiempos de crisis

Comprar un piso en tiempos de crisis

piso

La situación precedente

Durante años el mercado de vivienda en España fue el mayor negocio que existió en este país. Las constructoras expandieron el negocio inmobiliario por todo el territorio, que pronto se llenó de vivienda primera, segunda e incluso tercera, o que simplemente se utilizaba para producir rentas.

El precio crecía debido a que la demanda parecía no tener fin. No solo la demanda nacional, también la internacional parecía inagotable debido a que muchos residentes extranjeros acababan por instalarse en España y fomentaban la construcción.

La crisis financiera y la incapacidad crediticia de los bancos se llevó por delante el mercado haciendo estallar, al menos en parte la burbuja inmobiliaria.

Situación actual

El precio de los inmuebles ha caído hasta cotas que no se pensaban recuperar. Las zonas mas afectadas han sido las del litoral, sobretodo las zonas más turísticas. En algunos casos se han visto caídas hasta de un ochenta por ciento en zonas concretas, otros casos han sido los de urbanizaciones fantasmas donde las construcciones no encuentran residentes que las ocupen. A parte, han sido muchos los sectores que han caído arrastrados por la poca demanda de piso nuevo.

Como decimos, la caída de precios se ha generalizado en todo el país, lo cual, a pesar de provocar un colapso en algunas zonas del mercado, ha llevado a surgir oportunidades para otros sectores e inversionistas.

Cómo aprovechar la oportunidad

Cualquiera que pueda invertir sin hipotecarse puede aprovechar el momento. Es imposible saber al cien por cien si una inversión será rentable o no, pero desde el año 2014 los precios sufren repuntes. De lo que se trata es de identificar las zonas donde estos repuntes son mas acusados y saber invertir. Es indispensable saber cómo y cuándo y no dejarnos llevar por sensaciones o esperanzas sin fundamento, pues fruto de esta inversión sin medida se ha producido el colapso inmobiliario en el que nos encontramos.

No solo de grandes inversiones se vive. A raíz de la crisis han surgido nuevas formas de financiación, la mas popular es el alquiler con opción a compra. Hasta hace unos años esta posibilidad apenas existía y hoy en día es una técnica muy utilizada. Se trata de realizar un contrato de alquiler si no se puede afrontar el pago de una hipoteca y si finalmente el contratante decide embarcarse en la compra del inmueble puede descontar parte, o incluso la totalidad de las cuotas de alquiler pagadas respecto del precio total de la vivienda.

 

Haz un comentario

LEAVE YOUR REPLY

Reset all fields